Conducción bajo los efectos del Alcohol o las Drogas

Hoy en día estamos cada vez más concienciados con las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol y drogas. Estamos acostumbrados a ver controles de alcoholemia y drogas en nuestras carreteras. Prácticamente todos hemos soplado alguna vez. Pero, ¿sabemos qué pasaría si diéramos positivo? ¿Podemos negarnos? ¿Qué consecuencias puede tener?

En la actualidad conducir con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro supone la comisión de un delito contra la seguridad vial.

La condena penal por alcoholemia será de prisión, o multa, o trabajos en beneficio de la comunidad y siempre  con la retirada del permiso de conducir.

Por otro lado, en caso de dar positivo en la primera prueba debéis saber que el Tribunal Supremo en Sentencia reciente establece que hay delito contra la seguridad vial si un conductor se niega a realizar la segunda prueba de alcoholemia cuando en el primer test ha dado positivo, al entender que las dos mediciones de alcohol son obligatorias porque son dos fases de un único examen.

Si os encontráis en una situación de este tipo, o tenéis cualquier duda sobre el tema, no dudéis en llamarme para poder ayudaros a resolverlo con las mínimas consecuencias posibles.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *